Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
  1. Estás en:
  2. Utilidades / Normas de uso correcto

Normas de uso correcto

1. PREPARACIÓN DE CALDOS

Preparación de un polvo mojable.

Poner la dosis necesaria del producto en un recipiente, verter lentamente una o dos veces su volumen de agua, agitando constantemente, a fin de obtener una papilla homogénea y sin grumos. Añadir luego la cantidad de agua suficiente para tener un caldo concentrado, verterlo en el aparato pulverizador y completar el volumen total del agua, sin dejar de agitar.

Preparación de un líquido (líquido emulsionable, soluble, etc.).

Poner la dosis necesaria del producto en un recipiente, verter lentamente dos o tres veces su volumen de agua. Verter el caldo concentrado en el pulverizador y completar el volumen total del agua, sin dejar de agitar.

Preparación de un caldo mixto.

1. Varios polvos mojables:
Mezclar primeramente los polvos en seco y posteriormente proceder del mismo modo que en el caso de un polvo mojable.
2. Varios líquidos:
Diluir cada líquido en dos o tres veces su volumen en agua y después verterlos sucesivamente en el aparato pulverizador sin dejar de agitar.
3. Polvo mojable + formulación líquida:
Añadir el líquido o la crema (previamente diluida en dos o tres veces su volumen en agua), al caldo de un polvo mojable, posteriormente agitar y verter en el tanque de pulverizar.
4. Formulación crema (aceite) + formulación líquida:
Añadir el líquido (previa dilución en dos o tres veces su volumen de agua), al caldo de la fórmula crema y agitar.

2. PROTECCIÓN PERSONAL.

1.Leer atentamente la etiqueta del producto y seguir las recomendaciones
2. Para la realización de tratamientos, usar un mono protector, el requerimiento mínimo es cubrir la mayor parte del cuerpo (mono de dos piezas de algodón).
3.Usar equipo protector de cara y ojos (pantalla y gafas). Lleve el equipo de protección personal cuando mezcle y cargue productos fitosanitarios.
4.Utilice guantes que se ajusten a la mano y llévelos por dentro de las mangas. Además deberá lavar los guantes antes de quitárselos por fuera y después por dentro, dejándolos secar antes de volverlos a utilizar.
5. Utilice botas de goma con los pantalones por fuera de las botas. Lavarlas al final de cada jornada.
6.Después de trabajar con fitosanitarios, dúchese. Lave la ropa de trabajo separada del resto de la colada del hogar.
7.Utilice la protección respiratoria homologada y realice un correcto mantenimiento de la mascarilla.
8. No dejar que los niños apliquen productos fitosanitarios.

3. TRANSPORTE, ALMACENAMIENTO Y MEDIDAS EN CASO DE INTOXICACIÓN.
3.1 TRANSPORTE DE MERCANCIAS PELIGROSAS (ADR)

En la actualidad y desde la publicación en el BOE del R.D. 2115/1998 de 2 de Octubre, sobre transporte de mercancias peligrosas por carretera, quedó derogado el antiguo TPC y entró en vigor a todos los efectos para el transporte nacional el acuerdo europeo sobre transporte internacional de mercancías peligrosas (ADR).

El ADR es un acuerdo breve y sencillo en sí mismo, y en el se incluyen todos los elementos necesarios para la correcta clasificación, manipulación, carga, transporte y descarga de las mercancías peligrosas, así como su envasado, embalado y etiquetado. Actualmente hay un nuevo acuerdo ADR revisado en el 2001 el cual y se puede aplicar sin estar hecha la transposición a la legislación nacional. Entrará en vigor en abril de 2002, aunque el RD 2115/1998 será vigente hasta enero de 2003.

Está dividido en 4 partes fundamentales:

1) El texto legal del acuerdo.

2) Anejo A con sus apéndices: Se refiere a la identificación, embalaje, etiquetado y cartas de porte de mercancías. Su cumplimiento incumbe al expedidor de las mercancías.
Aquí se clasifican las materias peligrosas en las trece clases intentando ajustarlas a las recomendaciones de la ONU agrupando las mercancías similares en apartados y según su grado de peligrosidad mediante las letras a, b y c.
Igualmente en este anejo se puede encontrar unos apéndices que indican las operaciones generales de embalajes (A.5). grandes recipientes a granel/GRG (A.6) y etiquetado (A.9) así como las exenciones totales.

3) Anejo B con sus apéndices: Se refiere a las responsabilidades del transportista para que el vehículo, conductor y transporte en su conjunto se lleve a cabo conforme a las prescripciones del acuerdo ADR. Se divide en 7 secciones.
Una sección general que contiene un cuadro que indica el peso bruto por debajo del cual las materias podrán ser transpoortadas, sin que sean aplicables a los vehículos y a las operaciones de transporte las disposiciones de este anejo. Son las exenciones parciales.
El resto de las secciones se refiere a condiciones de transporte del vehículo, su estacionamiento, marcado, medidas de emergencia y los requerimientos para el conductor, documentación que debe llevar el vehículo así como a las condiciones de carga, estiba y descarga.
Hay una segunda parte de este anejo que incluye unas disposiciones suplementarias aplicables a la clase y están distribuidas en capítulos.
Aquí también hay apendices que son técnicos aunque incluyen apartados muy importantes referentes a la formación de conductores, certificado de homologación de los vehículos y un listado de materias con sus nº ONU y de peligrosidad que debe figurar en los paneles de los vehículos, así como el marcado para las materias que se transporten a Tª elevada.

4) Suplementos: Son una serie de listas oficiosas que completan el texto y que son útiles como referencia.
Mención especial merecen los dos documentos fundamentales que debe llevar el conductor en la cabina en cada transporte y que le serán entregados por el cargador o expedidor de las mercancías:

1. Carta de Porte y declaración: Escrito que proporciona el expedidor al transportista con la información necesaria para el transportista referente al transporte. Se incluirán (Matginal 2002) al menos los datos siguientes:
- Designación de la marcancía según ADR que incluye el nº de identificación, denominación, clase, apartado y letra y las iniciales ADR. En caso de mezclas se incluye el nombre del ingrediente activo peligroso y la frase “en mezcla”.
- Nº y descripción de los bultos.
- Cantidad total de kilos ADR transportados, en peso bruto / peso neto.
- Nombre y dirección del expedidor.
- Nombre y dirección del destinatario.
- Declaración de conformidad de admisión al transporte por carretera según el ADR y que se han respetado todas las directices del anejo A, así como en caso de existir exenciones parciales según el marginal 10011 también se hará constar en la carta de porte.


2. Instrucciones escritas para el conductor:
- Son unas hojas de instrucciones escritas en una lengua que entienda el conductor en las que se hará constar para cada mercancía su denominación ADR, la naturaleza del peligro que presenta, medidas generales de emergencia que deban aplicarse, así como para la protección personal del conductor en caso de accidente, fuga, derrame o incendio.


Además, hay otros documentos que se deben llevar tales como la tarjeta de transporte, certificado de formación ADR del conductor en caso de vehículos que excedan los 3.500 Kg., certificado de homologación de ciertos vehículos o en caso de contenedores para transportes marítimos, el certificado de estiba.

También hace falta como equipamiento: 2 extintores: uno de 6 Kg y otro de 2 Kg ambos de polvo químico. En caso de vehículos que no excedan los 3.500 Kg., solo hace falta 1 extintor de polvo químico de 2 Kg. Igualmente deberán ir provistos de estuche de herramientas, calzos, luces de alarma de color naranja portátiles y equipamiento de seguridad según exija las instrucciones escritas suministradas por el expedidor, así como en su parte delantera y trasera los paneles naranja autorreflectantes de las dimensiones indicadas en el anejo B.

La vigilancia del vehículo queda regulada por el marginal 10.321 en el que se dice que estos vehículos se estacionarán en aparcamientos específicos para ellos en general y de no ser posible, donde ofrezca una total garantía de seguridad.

En cuanto a la red de distribuidores, este acuerdo les afecta habitualmente según las cantidades, pudiendo acogerse a las exenciones parciales del marginal 10.011 que delimita las cantidades máximas de mercancías peligrosas que se pueden transportar en una unidad de transporte sin que les sean de aplicación la totalidad de las disposiciones del ADR.

Las cantidades máximas de cada mercancía dependerá no solo de la clase, apartado y letra de esa mercancía sino también de aquellas otras mercancías que se carguen conjuntamente y que también sean peligrosas aunque de otra clase.

La totalidad de materias peligrosas transportadas multiplicadas por el factor correspondiente, no debe ser mayor de 1.000 Kg. de peso neto para las materias sólidas y del contenido nominal que indique el recipiente en litros para las materias líquidas con un máximo de 1.000 L.

Hay 5 categorías de transporte: 0,1,2,3,4 de mayor a menor peligrosidad.
Estas categorías se corresponden unas cantidades máximas totales por unidad de transporte de 0,20, 300, 1.000 e ilimitadas respectivamente. Y a su vez para obtener la cantidad máxima de 1.000 se debe multiplicar por un factor que es 0 para la clase 0, 50 para la clase 1, 3 para la clase 2, 1 para la clase 3 y no hay factor para la clase 4.

Es decir, dado que en la mayoría de los casos se transportan marcancías que pertenecen a distintas clases del ADR, se podrá transportar la suma de “La cantidad de materias de clase 1 multiplicadas por 50”, de “la cantidad de materias de clase 2 multiplicadas por 3” y de “la cantidad de materias de clase 3” y esta suma no debe de sobrepasar la cantidad de 1.000 Kg.

Los particulares (agricultores) también pueden transportar materias ADR para su uso con sus propios medios sin estar sujetos a las obligaciones y disposiciones del ADR. Ellos utilizan como “carta de porte” simbólica el albarán que les ofrece el distribuidor o punto de venta en el que hayan comprado sus productos (segun dispone el marginal 10.603 a)

(Kg Clase 1) x 50 + (Kg. Clase 2) x 3 + (Kg Clase 3) = 1.000


Categoria de
transporte

Materias u objetos

Cantidades máximas
totales por unidad de
transporte

0

Clase 1: 01º, 11º, 12º, 24º, 25º, 33º, 34º, 44º, 45º y 51º

Clase 4.2: Materias que figuran en a) ó que pertenezcan al grupo de embalaje Y de las Recomendaciones Relativas al transporte de Mercancías Peligrosas.

Clase 4.3: 1º a 3º, 19º a 25º

Clase 6.1: 1º y 2º

Clase 6.2: 1º y 2º

Clase 7: materias del marginal 2 704, fichas 5 a 13

Clase 9: 2º b) y 3º

Envases o emblajes vacíos, sin limpiar, que hayan contenido materias que figuran en esta categoría de transporte

0



Factor
0
1

Materias y objetos que figuran en a) o que pertenezcan al grupo de embalaje Y de las recomendaciones relativas al transporte de mercancías peligrosas y que no figuran en la categoría de transporte 0, así como loas materias y objetos de las clases, apartados o grupos y letras siguientes:

Clase 1: 1º a 10º/, 13º a 23º, 26º, 27º, 29º y 30º a 32º

Clase 2: T, TCª/, TO, TF, TOC, TFC

Clase 4.1: 31º b) a 34º b), 41º b) a 50º b)

Clase 5.2: 1º b) a 4º b), 11º b) a 20º b)

20



Factor
50
2

Materias y objetos que figuran en b) o que pertenezcan al grupo de embalaje II de las recomendaciones relativas al transporte de nercancías peligrosas, pero que no figuran en la categoría de transporte 0, 1 ó 4, así como las materias y objetos de las clases, apartados o grupos y letras siguientes:

Clase 1: 35º a 43º, 48º ª/ y 50º.

Clase 2: F

Clase 6.1: materias y objetos que figuran en c)

Clase 6.2: 3º

300



Factor
3
3

Materias y objetos que figuran en c) ó que pertenezcan al grupo de embalaje III de las recomendaciones relativas al transporte de mercancías peligrosas, pero que no figuran en la categoría de transporte 2 ó 4, así como las materias y objetos de las clases, apartados o grupos y letras siguientes:

Clase 2: A y O
Clase 9: 6º y 7º

1000



Factor
1

3.2 ALMACENAMIENTO DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS

- Los productos fitosanitarios deben ser manipulados y almacenados con especial cuidado.

- Debe existir letreros bien visibles de prohibido fumar.

- En los almacenes destinados a fitosanitarios debe existir un plano donde nos indique donde debemos ubicar cada producto según su peligrosidad.

- Si existen estanterias éstas deben estar marcadas de forma que nos ayude a cumplir con las exigencias.

- Deben respetarse muy especialmente las distancias reglamentarias entre las mercancías y rociadores.

- Se deben tener los almacenes limpios y ordenados.

- El personal que manipula los productos fitosanitarios debe tener un especial cuidado y una formación adecuada ya que se trata normalmente de materiales peligrosos.

- Debe existir un procedimiento por escrito sobre la forma de actuar en caso de accidente fortuito.

- Deben existir medidas de seguridad escritas para los visitantes de las empresas.

- Las medidas de auto protección deben ser revisadas para que funcionen correctamente.

- Se debe tener un registro escrito de todas las inspecciones que se realicen, tanto de instalaciones como de medidas de seguridad.

- Los productos fitosanitarios pueden tener incompatibilidades entre si, hecho que hay que preveer a la hora de su almacenamiento.

- Los productos fitosanitarios no pueden almacenarse en la misma sala junto con productos dedicados a alimentación por el riesgo de contaminación de estos últimos.

- En los almacenes debe contemplarse el peligro de derrame accidental como posible causa de catástrofe ecológica debiendo poner todos los medios posibles para preveer y garantizar su recogida inmediata.

3.3 MEDIDAS EN CASO DE INTOXICACION

En caso de intoxicación busque rápidamente ayuda médica y recuerde llevar la etiqueta. Llame inmediatamente al:

SERVICIO DE INFORMACIÓN TOXICOLÓGICA
TEL. 91 562 04 20
LUIS CABRERA, 9 - 28002 MADRID

Durante la espera, traslade a la persona afectada fuera del lugar donde se ha contaminado, vigile la respiración y lave los ojos durante 15 minutos y la piel con agua abundante. No proporcione al intoxicado tabaco, bebidas alcohólicas ni leche.

4. DESTRUCCIÓN DE RESIDUOS Y ENVASES

1. No deshacerse nunca indiscriminadamente de los envases de productos fitosanitarios.

2. TRIPLE LAVADO DE LOS ENVASES VACIOS: La utilización de los envases vacios constituye actualmente uno de los problemas más serios para el agricultor.

Los envases de formulaciones líquidas, una vez vaciados, retienen en su interior una cierta cantidad de producto. Se ha comprobado en laboratorio que un envase de 20 litros podia retener hasta 60 cm3 de un líquido concentrado.

Para evitar esta situación debemos realizar la técnica del triple enjuagado de los envases vacios.

Al volcar el contenido del envase en la abertura del tanque de aplicación, una vez que se vacie, se deberá mantener boca abajo un minimo de 30 segundos más, hasta agotar su contenido. Esto se manifiesta por un goteo bastante espaciado.

A continuación poner el envase en su posición normal y llenarlo con agua hasta aproximadamente 1/4 de su capacidad. Esto es importante, pues un volumen menor perjudicará la dilución de remanentes de producto y un volumen mayor dificultará la agitación del caldo y el desprendimiento de los restos del producto adheridos a las paredes internas del envase.

Seguidamente colocar la tapa, apretándola lo suficiente como para evitar pérdidas durante el agitado.

Agitar el envase vigorosamente en todos los sentidos durante aproximadamente 30 segundos. Con esta operación se eliminará los residuos de producto que hubieran quedado adheridos a las paredes internas del envase.

Retirar la tapa y verter cuidadosamente el agua del lavado dentro del tanque de aplicación, manteniéndolo boca abajo hasta vaciarlo completamente.

Esta operación se deberá realizar otras dos veces más: llenado, agitado y vaciado...

A continuación se debe proceder a la inutilización de los envases plásticos o metálicos perforando el fondo de los mismos, evitando dañar su etiqueta. De esta forma se impedirá su reutilización, pero será posible identificar lo que contenía en un principio.

La realización completa de este procedimiento garantiza, no sólo la utilización total del producto fitosanitario en el caldo de aplicación, sino también disponer de envases con menor riesgo medioambiental.

Por ello el triple lavado significa entonces:

Economia, seguridad y un ambiente sin contaminación.

3. Llevar los envase limpios a un incinerador o vertedero autorizado; si no existiera, enterrar en alguna zona de la finca donde no haya peligro de contaminar aguas subterráneas o de superficie.

© Industrias Afrasa, S.A. -
Ciudad de Sevilla, 53
- 46988 Pol. Ind. fuente del Jarro - Paterna (Valencia)  

Tel. 96 132 17 00
-
Fax 96 132 17 16
-
Email:
AVISO LEGAL - Desarrollo Grafico.es